No soy un Artista.

23.04.2008 11:41
Sobre la naturaleza de la labor del diseñador.

Los vínculos entre el diseño y los movimientos artísticos de vanguardia son el centro del debate entre profesionales de todos los ámbitos del diseño.

Se suele confundir con frecuencia a los diseñadores y a los artistas, aunque únicamente tienen en común la creatividad. El diseñador proyecta el diseño en función de un encargo, y ha de pensar tanto en el cliente como en el usuario final, justificando sus propuestas. El artista, sin embargo, es más espontáneo y sus acciones no tienen porque estar justificadas más allá de su voluntad de expresarse. El diseño guarda relación con la actividad artística en la medida que usa en su beneficio un lenguaje similar, que utiliza una gramática aprendida de las artes plásticas, pero es un fenómeno de naturaleza más compleja. No hay diseño si no hay producción, venta y uso.

A diferencia del arte y en especial de las artes plásticas, donde los protagonistas son los objetos y sus autores, el proceso del diseño no se basa sólo en los proyectistas. Los fabricantes, productores, contratistas y el mismo público tienen un peso, si cabe, mayor que el propio diseñador.

El diseñador no sirve a la sociedad creando belleza con la belleza. Lo hace aportando bienestar a lo cotidiano. Un buen diseño no tiene porque ser espectacular, ni colorista, ni novedoso. Ha de ser apropiado para su uso y para su usuario. Con esa mera característica, aporta ya mucho al azar propio de la naturaleza, y la transforma a imagen y semejanza de su entorno humano inmediato. El buen diseño, se caracteriza por su utilidad y funcionalidad y no siempre por su originalidad o belleza.

Así, en periodos de recesión, la crisis económica no implica nunca una crisis creativa. Muy al contrario, cuantos mayores sean los condicionantes, las dificultades y la escasez material, mejor y más rápido ha de fluir la creatividad del diseñador, obstinado en la consecución de fines materiales, funcionales, comerciales, ergonómicos y medio-ambientales, sea cual sea la materia prima, sin perder la estética, ni por supuesto, la ética. La historia nos demuestra que cada crisis económica ha venido seguida de uno o varios movimientos sociales y creativos revolucionarios, nacidos para dar respuesta a nuevas necesidades aún insatisfechas.

Nuevos tiempos, nuevas necesidades, nuevas ideas, nuevas soluciones.

Vacas flacas si. Ideas flacas no.

Carlos Rubio Orea. Interiorista en CEROESPACIO, Profesor de Proyectos en IMADDE.

Tema: No soy un Artista.

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Blog

11.03.2016 09:10
No os asustéis, no os vamos recitar el libro de Antonio Buero Vallejo. El próximo viernes 18 de...
16.02.2016 12:01
Por aclamación popular, el próximo viernes 19 de Febrero, a las 15h30, repetimos la charla...
16.02.2016 07:56
Comparto con todos vosotros las imágenes de un proyecto antiguo que no llegó a salir, que siempre...
08.01.2016 12:52
El viernes 15 de enero de 2016, a las 15h30, vuelve Pilar Morales con un nuevo tema "Trabajar con...
04.01.2016 19:55
En esta ocasión transcribo un interesante artículo de Iván Cotado en el que plantea importantes...
10.11.2015 16:38
El próximo viernes 20 de Noviembre, a las 16h00, tendrá lugar en la Escuela una charla sobre...
07.10.2015 19:25
El próximo viernes 30 de Octubre, a las 16h00, tendrá lugar en la Escuela una charla sobre...
17.06.2014 12:00
Dos corrientes contrapuestas básicas en ambientes y mobiliario; A caballo entre la expresividad y...
07.06.2014 12:00
El pasado viernes 6 de Junio, en una jornada maratoniana de visitas a los mejores proveedores de...
24.05.2014 11:06
Desde el primer momento decidimos no mantener la distancia entre profesor y...
1 | 2 | 3 >>