1,2,3...Proyecto Exprés.

-¿Nuria, puedes montar una biblioteca en tres días? - Así empieza la pequeña aventura tras una llamada telefónica.
 

 Partiendo de un aula ya creada, hay que redecorar el espacio para convertirlo en una biblioteca atractiva y acogedora para los chavales de la etapa de primaria. No se busca la clásica estancia llena de estanterías y libros. El cliente quiere algo diferente.

La creatividad se pone en marcha de forma acelerada, pero ha de ajustarse a un tiempo muy reducido y a un presupuesto de partida muy, muy limitado, por lo que el reto es aún mayor.
 
 
-PRIMER DÍA-
¿Por dónde empezar?, lo primero es estudiar las necesidades del cliente y las características del espacio. Tras concertar una reunión con el cliente y  completar  una agenda de necesidades,  es el momento de tomar las medidas exactas del espacio. 

 

Teniendo en cuenta la superficie, estructuras, luz, orientación y  posibilidades de equipamiento, ya podemos pasar a proporcionar  la mejor solución al proyecto.

 
 
 
 
 
 
 
Realizada una lámina de inspiración que nos “resuma” el estilo e ideas, son consensuadas con el cliente para verificar que hemos captado la personalidad y necesidades del proyecto, para así pasar a realizar los diseños definitivos.
 
 
 
 
 
-SEGUNDO DÍA-
¡Manos a la obra, ya solo nos quedan dos días!  Por el tipo de proyecto y la escasez de tiempo con la que nos encontramos, opto por ser práctica y buscar soluciones eficientes, económicas y originales, así que me decanto por IKEA.
Toca “trabajo de campo”, recorrerse el centro comercial comprobando productos, medidas y precios , ya previamente seleccionados en la oficina. 
Cada uno de los rincones y pasillos de ikea generan nuevas ilusiones e ideas, algunas de ellas a valorar, otras a descartar por falta de presupuesto y tiempo, y otras rápidamente se suben al carro. ¡Estos comienzan a llenarse!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Entretanto hemos dejado pautada la pintura a aplicar en los paramentos verticales, mañana estará seca.
 
-TERCER DÍA-
 
Con la pintura ya lista podemos darle ahora esos toques que pondrán toda la magia en las paredes. Es fundamental mantener el equilibrio de la creatividad  y el sosiego; por un lado, para incentivar la motivación de los niños y por otro para  crear espacios serenos que inviten a la lectura y la relajación.
 
 
 
 
La mercancía ha llegado y es momento de montar todo el mobiliario,  distribuirlo y decorar el espacio en tiempo record. Todas las manos son pocas para llevar adelante este bonito proyecto en el que implicamos a pequeños y grandes. Todos ayudando y disfrutando mientras el reloj avanza.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Toca la campana y llega el momento de la nota final:¡Sobresaliente!
 
 
 
                                        
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¡Desde aquí, gracias a todos los ayudantes! 
Objetivos cumplidos: