Ideas geniales para tu casa: Añade estilo a tu baño

Lo práctico no está reñido con lo bello.

Cuando uno cuenta con familia numerosa y el número de baños no es el mismo que el de los habitantes de la casa, como es lo habitual, se han de buscar soluciones eficientes.
Por las mañanas al despertar, lo habitual es encontrarse con los baños ocupados al mismo tiempo, uno duchándose, y otros esperando para usar el aseo y el lavabo. La misma historia diaria, las prisas y el mal humor que genera la espera. Doy fe de ello, yo también,  siendo niña, viví esta escena con 8 hermanos que somos... era divertido.
Ante estas situaciones lo mejor es crear espacios independientes a la par que compartidos.

¡La solución es bien fácil y el resultado ingenioso y atractivo, y sobre todo práctico!

Os muestro el antes y el después de este proyecto.
 
El baño inicial a remodelar, está compuesto por: zona de lavabo con dos senos y un espejo encastrado, una bañera, un inodoro y un bidé. Las terminaciones y materiales son  buenos, con revestimiento en mármol en  paredes y suelos. Es  un cómodo y amplio baño  de 6 m2.  Sin embargo, no es  operativo para una familia con 5 miembros.
 
 
La solución para poder utilizar el baño de forma más versátil ha sido la  separación de cada uno de los espacios con unas puertas correderas, creando una zona central compartida de tocador y lavabo, y otras dos zonas a derecha e izquierda  para el inodoro y para la ducha respectivamente.
 
 
A la izquierda del lavabo, la primera puerta da paso a la zona del  inodoro. Se  elimina el bidé y se  incorpora un armario de obra, dicho armario hace las veces de espejo con sus puertas correderas. El armario se ha diseñado a fin de crear un espacio más práctico aún. En su interior se guarda la ropa de baño y  los uniformes completos de cole. ¡Tan fácil como abrirlo y cambiarse por las mañanas!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el lado opuesto del baño, a  la derecha de la zona de lavabo, hayamos otra puerta por la que se accede a un espacio en el que se encuentra una cabina de ducha con spa, un  mueble que cuenta con estanterías de cristal para  toallas y con una cesta para ropa sucia. Este espacio permite salir de la cabina y  poder cambiarse cómodamente. 
 
En este diseño,  adaptándonos al estilo de la familia, he optado por plantear una línea más juvenil y moderna. Se ha mantenido el revestimiento de mármol en las paredes, sin embargo el suelo se ha sustituido por un porcelánico en un tono similar a la tarima  de iroko del pasillo, y así dar mayor continuidad al espacio.
 
 
 
 
 
 
 
 

La peculiaridad del baño, es su sensación de amplitud, que viene dada, además de por el uso del cristal en la separación de los espacios, como por  la eliminación de la puerta principal. 

Es el mueble tocador central, el que toma protagonismo del espacio y queda integrado en la vivienda como un elemento decorativo. 

He de decir que uno de los propietarios no terminaba de imaginarse este diseño abierto y sin puertas.  Sin embargo ha quedado muy satisfecho ya que el resultado ha sido espectacular gracias también al haber contado con el gran equipo del  Grupo Goas para su ejecución.  
 

Se ha buscado que las puertas sean resistentes, a la par que ligeras, por ello en su diseño se han eliminado los picaportes, tan solo un pequeño pomo y un pestillo en el suelo que se acciona con el pie.
 
 
 
 
 
 
Para crear un efecto agradable y acogedor a su paso se ha utilizado una luz cálida en la zona central de tocador que puede permanecer encendida, o bien sustituirla por una luz más blanca que saldría del interior de cada una de las zonas acristaladas de los laterales. Cualquiera de las dos soluciones produce un efecto atractivo. 

¡Hemos convertido el concepto de baño,

 en un espacio bello y lleno de estilo para mostrar!

 
Ahora mientras uno  entra al inodoro y se cambia para ir al cole, otro de los hijos se ducha, y el tercero se peina y se lava los dientes. ¡Si se llega tarde al cole no fue culpa del diseñador!