La Mujer que transformó la Arquitectura

Zaha Hadid (Bagdad, 1950-Miami, 2016), arquitecta con mayúsculas, innovadora, creativa, visionaria hasta la médula, rompedora de barreras, tanto a nivel técnico como creativo, falleció el pasado jueves 31 de marzo de un ataque al corazón, en un hospital de Miami.

A los 22 años de edad, después de estudiar matemáticas en la Universidad Americana en Beirut, se trasladó desde su Bagdad natal a Londres para estudiar arquitectura y desde entonces su carrera ha sido controvertida, pero no menos interesante. Vio cómo, en un mundo básicamente de hombres, sus ideas visionarias eran realizadas por otros, sus proyectos eran desestimados por los altos costes de ejecución o por falta de confianza en que los realizara una mujer, pero esto nunca la frenó. Supo enfrentarse a todo tipo de retos, esta arquitecta infatigable, pionera de nuevas formas de pensamiento, combatió como ninguna para que el comienzo de una nueva era en el mundo de la arquitectura fuera real, en la cual los moldes establecidos se desfragmentaban una y otra vez; donde las formas, ya no tenían el mismo significado que en décadas anteriores; donde los materiales luchaban contra la gravedad produciendo una plasticidad llena de belleza, costosa de realizar, sí, pero sublime en su estado más absoluto. Sus obras nunca dejaban impasibles a sus clientes, a sus seguidores y a sus detractores, siempre ayudaban a que nuestra mente no se durmiera, a que fuera un poquito más inquieta que en el instante anterior…

Ganadora de cerca de 20 premios de arquitectura, fue la primera mujer galardonada con el Premio Pritzker en 2004; gracias a ella y a sus obras internacionales muchas mujeres de todo el mundo y, en especial, de los países árabes se interesaron por estudiar arquitectura.

Gracias, Zaha por no haberte rendido nunca, por abrir camino a innumerables generaciones de arquitectas que han surgido y surgirán tras de ti y por algunas de las mejores obras de la arquitectura contemporánea como la Estación de Bomberos Vitra (1993), Weil am Rhein, Alemania; el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal (2003), Cincinnati, Ohio; el MAXXI (2010), Roma; el Palacio de la Ópera de Cantón (2010), Cantón, China; el colegio Evelyn Grace en Brixton (2010), Londres; el Centro Cultural Heydar Aliyev (2012), Bakú, Azerbaiyán; entre otras muchas de las que podremos disfrutar siempre, salidas de tu imaginación inagotable, única.

 

Nuria Muiña.